Blogia
Promoción San Ignacio 81

¡Promoción 81 va para campeón!

¡Promoción 81 va para campeón! Contra todo pronóstico, estamos en la final del campeonato de fulbito de exalumnos jesuitas de Piura.

Teníamos la jornada cuesta arriba, debíamos ganar por goleada y –misma selección peruana- debíamos esperar el resultado del partido de la promoción 80, la de Martín Facho y compañía. Ellos debían perder por lo menos por tres goles de diferencia.

Así que se puso todo en la cancha, garra, entusiasmo y mucho corazón.

Tito Palomino estuvo en el arco y como todo buen arquero tuvo la suerte de su lado, salvó mil y un intentos del rival de turno por anotar en su arco, en la defensa Gino Parra era un coloso, Lucho Cruz y Lito Zapata se peleaban por meter los goles y Miguel Ojeda rompía puertas y ventanas en su intento de someter al contrario. Juan Quinde y Julio Sosaya con la misma garra de siempre y su espíritu ganador. Y como no podía faltar en una jornada apoteósica, teníamos un refuerzo llegado desde Lima: ese fui yo. Harold Landívar que llegó temprano para jugar me cedió su puesto y Percy Linares que venía dispuesto a salir como ganador me prestó su camiseta. Lindo gesto de los compañeros.

Fernando Orozco se comía las uñas de ansiedad por el resultado del partido, Wilmer Cunya estiraba el cuello para no perderse ningún detalle. Más tarde se sumaron Segundo Purizaca y Leonardo Lachira.

Todo bien, los goles iban y venían hasta que, casi al final del partido, una pelota que se le pasa al arquero, me deja solo frente al arco, osea, completamente solo, pero la muy caprichosa hace un efecto extraño, se me pasa por las piernas y me pierdo el sexto gol. Enseguida salta de la tribuna Julio Sosaya y grita: ¡El Checho! ¡El Checho!, eso fue suficiente, me gané la chapa de "Checho" Ibarra, por perderme lo más fácil. Incluso después del partido Julio seguía gritando ¡El Checho!

Por suerte ese traspiés no afectó el resultado, la promoción 80 perdió 4 a 0, y cinco golazos contra tres nos aseguraron el segundo puesto y nos pusieron en la final del campeonato.

Las apuestas están abiertas y ya se han prometido algunas cajas de cerveza, todo bajo la atenta mirada y el visto bueno del notario Quinde Rázuri.

Y claro, celebramos el triunfo, celebramos 25 años de profunda hermandad de los sobrevivientes, celebramos la amistad, nos acordamos de las anécdotas, de los patas, de los profes, de los que se fueron, y de tantas cosas más que hacen que seamos la promo 81 del colegio San Ignacio, única y distinta, como las cosas buenas de la vida.

Suerte para la final.

Pepe Arévalo

PD: Las fotos pueden verlas en la página web de la promo http://sanignacio81.blogia.com

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres